Juguetes PDF Imprimir E-mail

El juguete es el producto destinado a ser utilizado con fines de juego por niños y niñas de edad inferior a 14 años. A través del juego se van desarrollando de forma progresiva diferentes capacidades y habilidades. Es importante garantizar que esta actividad, imprescindible para el correcto desarrollo del menor, se realice en condiciones de seguridad.

La normativa aplicable en España se recoge en el Real Decreto 880/1990, de 29 de junio, por el que se aprueban las Normas de seguridad de los juguetes. Igualmente, las normas vigentes ponen límites al contenido de la publicidad ya que ésta no debe contener imágenes ni  mensajes que puedan perjudicar a los niños, así como la intervención de éstos en anuncios para promocionar la venta de juguetes ya que no se debe presentar a un niño injustificadamente en una situación peligrosa, o que pueda inspirar situaciones violentas, injustas o insolidarias. Asimismo tampoco se puede hacer publicidad de juguetes que reproduzcan armas o que impliquen belicismo o violencia.

En los anuncios que muestren juguetes de construcción, modelaje o pintura, la publicidad no exagerará su facilidad de ejecución mostrando claramente si el juguete se acciona de forma manual o mecánica sin que los efectos de animación
del anuncio provoquen confusión. Tampoco hay que dejar a un lado la importancia que incide en nuestras decisiones la presentación que se le da al juguete. No hay que dejarse engañar por un embalaje grande y vistoso de un juguete ya que eso no debe suponer que por ello sea mejor que otro. Lo que sí merece importancia es tener muy en cuenta que muchos juguetes
vienen envueltos en bolsas de plástico por lo que se recomienda verificar que posean orificios para dejar pasar el aire y no sean demasiado gruesas a fin de evitar el riesgo de asfixia del niño.

  • Se debe especificar en caso necesario, la edad mínima del niño que lo va a utilizar, y se recomendará la vigilancia de un adulto al respecto.
  • Se debe comprobar que el juguete no tiene bordes cortantes o puntas sobresalientes ni puedan romperse con aristas ya que éstas pueden actuar como “cuchillas” y nos pueden producir heridas.Hay que prestar atención a los juguetes que por su olor o forma puedan confundirse con comida ya que nosotros los peques podemos tragarlos.
  • Los juguetes para bebés deben estar fabricados con materiales irrompibles.
  • Los juguetes pintados o barnizados no son propios para los bebés porque todo se lo llevan a la boca.
  • Un juguete ha de ser lo suficientemente grande como para que no podamos tragarlo. Cuidado con las piezas pequeñas, como ojos y botones y cómo éstos van sujetos al juguete.
  • Los juguetes que utilizan corriente eléctrica deben tener un enchufe de seguridad. No podrán llevar más de 24 voltios de tensión, además es aconsejable comprobar que no tengan el más mínimo riesgo.
  • Los juguetes con mecanismos de arrastre y muelles deben estar protegidos para que nos podamos pillar los dedos.
  • Los juegos químicos, tejidos teñidos, colas, pinturas y pastas deben ser utilizados con precaución. Está prohibido fabricar juguetes con materiales tóxicos, inflamables y explosivos.

Recomendaciones:

  • Leer las instrucciones correctamente y seguir las recomendaciones del fabricante en el montaje.
  • No dejar al alcance de los niños las pilas y recambios una vez usados.
  • Mantener los juguetes bien limpios y en perfecto estado.
  • Retirar y guardar los juguetes después de haberlos usado y/o retirarlos en todo caso cuando el niño no los use.
  • Contar con la presencia de adultos para el seguimiento del juego y poner especial cuidado en los juegos al aire libre, de modo que se realice en zonas adecuadas y desprovistas de tráfico.
  • Prestar especial atención a objetos que no son juguetes pero presentan su apariencia como llaveros, mecheros, punteros láser, objetos decorativos, etc.

Recuerde que un juguete seguro no sólo depende del producto que se elija sino de una serie de factores:

  • La edad del niño.
  • Su personalidad.
  • Cómo desarrollará el juego: solo, con compañeros de juego, con los padres.
  • El lugar de juego: en casa, en el parque, en circuitos cerrados...

Advertencias:

  • En el etiquetado de los juguetes náuticos, químicos o móviles también deben de figurar una serie de advertencias cuando sea necesario, como: "No es conveniente para niños menores de tres años o 36 meses" "Atención. Utilícese con equipo de protección" o "Atención. Utilizar sólo en agua, donde el niño pueda permanecer de pie y bajo vigilancia". ¡Atención, No puede utilizarse como flotador!.
  • Los juguetes sobre experimentos químicos se destinan solamente a niños mayores de 10 años y deben incluir la advertencia: ¡Atención! ¡Contiene substancias peligrosas!.
  • Las reproducciones de equipos de protección como los cascos, lentes y máscaras reproducirán la advertencia: ¡No proporciona protección en caso de accidente!
  • En cometas y otros juguetes voladores se indicará : ¡Atención, no utilizar en proximidades eléctricas!
  • Aparte de estas advertencias se hace obligatorio que el juguete presente las debidas instrucciones de uso y seguridad de funcionamiento.

Tendencias actuales en el juego y en el consumo de juguetes:

Se debe especificar en caso necesario, la edad mínima del niño que lo va a utilizar, y se recomendará la vigilancia de un adulto al respecto. Se debe comprobar que el juguete no tiene bordes cortantes o puntas sobresalientes ni puedan romperse con aristas ya que éstas pueden actuar como “cuchillas” y nos pueden producir heridas.

Hay que prestar atención a los juguetes que por su olor o forma puedan confundirse con comida ya que nosotros los peques podemos tragarlos. Los juguetes para bebés deben estar fabricados con materiales irrompibles.

Los juguetes pintados o barnizados no son propios para los bebés porque todo se lo llevan a la boca.

Un juguete ha de ser lo suficientemente grande como para que no podamos tragarlo. Cuidado con las piezas pequeñas, como ojos y botones y cómo éstos van sujetos al juguete.

Los juguetes que utilizan corriente eléctrica deben tener un enchufe de seguridad. No podrán llevar más de 24 voltios de tensión, además es aconsejable comprobar que no tengan el más mínimo riesgo.

Los juguetes con mecanismos de arrastre y muelles deben estar protegidos para que nos podamos pillar los dedos.

Los juegos químicos, tejidos teñidos, colas, pinturas y pastas deben ser utilizados con precaución.

Está prohibido fabricar juguetes con materiales tóxicos, inflamables y explosivos.

  • Hay niños o papás que son asiduos al consumo ya que cada fin de semana necesitan comprar algo.
  • El afán de coleccionismo afecta más a los adultos y a los jóvenes, que a nosotros los niños.
  • Los juguetes tienen cada vez mayor control de calidad y normas de seguridad.
  • Es verdad que existe una saturación de juguetes en muchos niños, lo que nos provoca ausencia de diversión y juego real.
  • El tener demasiados juguetes genera actitudes de derroche y destructividad.
  • Los niños o niñas que no son muy sociables con otros niños tienen más dificultades para entrar en grupos de juegos y son rechazados en los recreos del cole.
  • Cuanto más escasas son las oportunidades de expansión y juego para los niños y niñas, más probable es que exista un desbordamiento hacia juegos brutos y descontrolados. Cuando esto sucede, hay una tendencia a la pasividad por parte de los adultos, que se despreocupan y no lo corrigen, permitiendo al niño unas libertades mal entendidas por éste.

Etiquetado:

Tiene que llevar el Marcado CE que significa que los juguetes cumplen las exigencias esenciales de seguridad contenidas en las normas comunitarias.
El embalaje debe de contener lo siguiente:

  • Nombre, razón social y marca del producto.
  • Dirección del fabricante, de su representante autorizado en la UE o importador.
  • Potencia máxima, tensión de alimentación y consumo energético (para juguetes de funcionamiento eléctrico).
  • Instrucciones y advertencias de uso, en idioma español.

Fíjate que estos datos deben aparecer de forma visible en el juguete o bien en su embalaje, o incluso en un folleto aparte, como es el caso de micro-juguetes. Ten en cuenta que el juguete debe servir para desarrollar nuestra inteligencia, memoria y atención y fomentar sus aficiones. El juguete tiene que ser fuerte y resistente, pero no eterno y que me ofrezca posibilidades de uso, ya que nos aburren los juguetes que no podemos desarmar ni tocar.

 
 

Encuesta

¿Debería el Gobierno de Cantabria sancionar a los Bancos que no supriman la Cláusula Suelo?
 

Encuesta

Su opinión sobre la Reforma eléctrica, ¿Entiende la nueva factura de luz?
 

Temas de interés

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner